Un Largo Viaje

25 Nov

Había una vez un Rey que estaba a punto de morir, entonces mandó llamar a uno de los bufones de su reino para que le divirtiera un poco con sus chistes y su humor.

Un Largo Viaje

Pero ni los mejores chistes del bufón lograban arrancarle una sonrisa al Rey.
El bufón, viendo que no le causaba gracia alguna le preguntó ¿Majestad, por qué está tan triste? “porque me voy a un largo viaje”, respondió el Rey,
Preguntó nuevamente el bufón ¿Pero si es que usted va a realizar un largo viaje, cómo es que no veo que esté preparado para ello? no veo maletas, ni ropas, ni caballos.

El rey respondió: ese es el problema, he estado ocupado en tantas otras cosas que no he tenido tiempo para prepararme para este viaje.

El bufón arriesgándose bastante le dijo al Rey: “Tenga usted mi gorro y mis campanillas, perdóneme por decírselo, pero creo que es usted más tonto que yo, va usted a realizar un largo viaje, el viaje más largo de su vida y solo se le ocurre llamarme para divertirle.”

—————————————–

Al terminar el año litúrgico, el calendario de la iglesia nos invita a todos, grandes y pequeños, al viaje más importante de todos, el viaje a los brazos del Padre. Y es que todos nacemos con el billete de regreso a Dios ya en la mano, es el único boleto que tenemos asegurado en esta vida. Pero así como en el cuento del Rey, vivimos preocupados por tantas cosas, tantos negocios, tantas luchas, y vivimos también perdidos en este laberinto de amores y desamores, que perdemos de vista muchas veces las cosas más importantes de nuestra vida; la familia, nuestra pareja, ayudar al prójimo, en fin…

Así también perdidos en este mundo de distracciones, olvidamos preparar el viaje a la “nueva vida”. Estamos llegando nuevamente al final de un año litúrgico, procuremos que no sea uno más de los que ya hemos vivido en distracción. Aprovechemos estos días del año que nos quedan para hacer un alto, para descubrir si estamos aprovechando las maravillosas oportunidades que Dios nos está concediendo.

Enséñanos Señor el camino de la vida. Salmo 15
“por aquél tiempo se salvará tu pueblo” Daniel 12 1 a 3
Fuente: 5 Minutos de Oración en el Hogar, edición Noviembre de 2015

Sígueme en Facebook: Reflexiones Cortas

(Visited 338 times, 61 visits today)

Comments

comments