El mal humor

31 Oct

El mal humor.-  Seguramente hay días en los que sientes que te desesperas muy fácilmente, no toleras los comentarios o actitudes de las personas que están a tu alrededor, es más, con toda seguridad existen ocasiones en las que no te toleras ni a ti mismo o a ti misma.

El mal humor

El mal humor

Yo he pasado por estas etapas de mal humor frecuentemente  y sé lo difícil que es llevar adelante el día cuando uno se siente mal humorado 🙁 . Claro que existen situaciones Externas que nos conducen a sentirnos molestos ya sea con nosotros mismos o con los demás.

El mal humor se presenta cuando sentimos que las cosas no están saliendo como lo teníamos planeado en situaciones del trabajo, situaciones económicas, situaciones familiares, escolares, en fin, incluso hasta situaciones del medio ambiente, como cuando llueve mucho o cuando hace mucho frío o mucho calor. Lo que no está dentro de lo que teníamos planeado que sucediera o cómo sucediera es lo que suele sacarnos de nuestra calma.

Si te detienes a reflexionar un poquito, las situaciones que acabo de mencionar en el párrafo anterior son, en todo caso, detonantes del mal humor,  es decir, el mal humor ya estaba dentro de ti y una circunstancia o muchas a la vez lo sacaron a flote. En muchas ocasiones nuestro deseo de CONTROLAR TODO es lo que nos mantiene vigilantes, tensos y expectantes de fallos o errores que sin duda detonan nuestra molestia.

Sentirse Molesto

Cuidado con el mal humor

No es malo sentirse molesto de vez en cuando, pero cuidado, porque si lo dejas salirse de control el enojo se puede convertir en un hábito y por supuesto un hábito muy desagradable, para ti y para los demás.

¿Cómo combatir el mal humor?

Te recomiendo ampliamente que busques un momento a solas y en silencio donde puedas respirar tranquila y profundamente, cierra los ojos y trata de buscar qué es eso que está robando tu paz interior, seguramente encontrarás varios motivos, pero recuerda, no pienses en los “Detonantes” del mal humor, ve mucho más allá y piensa en la raíz de eso que te mantiene irritado, puede ser algo que pasó o algo que esperabas que pasara, puede ser incluso la falta de perdón a alguien, un rencor profundo que tienes y que no te has dado la oportunidad de liberar, sé sincero contigo mism@ y seguramente encontrarás la raíz de aquello que te mantiene a la defensiva.

Confía en Dios

Confía en Dios

Cuando tengas claro qué es aquello que te roba la paz, escríbelo en una hoja de papel y quémala,  piensa que estás entregándosela a Dios, Él siempre está actuando en nuestras vidas, decídete a perdonar y a liberar cualquier rencor que tengas contra otras personas, el rencor no remedia nada y solo te lastima a ti mismo o a ti misma, confía en Dios, Él hará justicia en su tiempo y en su momento. Refuerza el “músculo” de la fe con oración constante y mantén una actitud positiva.

Cuando te llegue alguno de los detonantes que mencionamos cambia tu mentalidad y piensa en algo que te haga feliz, poco a poco verás que saldrás de ese estado de mal humor en el que has estado atrapado. Deseo que recibas muchas bendiciones, deja tus comentarios y por favor comparte esta página.

Reflexiones de la Vida

Al Compartir esta página Expresas un aspecto Muy Agradable en Ti, comparte ahora en Facebook: COMPARTIR AHORA

Xavier García

(Visited 33 times, 33 visits today)

Comentarios

Comentarios