No Juzgar a los Demás – Reflexión Cristiana

14 Mar

No Juzgar a los demás

No Juzgar a los Demás – durante el evangelio el sacerdote hablaba sobre los fariseos que le presentaron a Jesús a una mujer adúltera. “Mira Jesús, esta mujer ha sido sorprendida en pleno adulterio, la ley de Moisés nos dice que debemos apedrearla hasta que muera, ese debe ser su castigo.”

Los fariseos querían saber cómo procedería Jesús, si estaba de acuerdo en apedrear a la mujer o si se ponía en contra de las leyes de Moisés. Entonces Jesús inteligente mente les dijo: “Si la ley de Moisés dicta que esta mujer deba ser apedreada entonces, de entre todos ustedes que la acusan aquél que esté libre de pecado que tire la primera piedra

Reflexiones de la Vida

Quienes acusaban a la mujer se miraron uno a otro y se fueron retirando.

Mujer Adúltera - Reflexión sobre Juzgar a los demás

Jesús volteó con la mujer y le preguntó: ¿En donde están aquellos que te acusaban?
La mujer respondió: “se han ido Señor” y Jesús le dijo, tu también vete y NO PEQUES MÁS

En este evangelio podemos ver la Misericordia de Dios a través de su hijo Jesucristo y es que “Dios no quiere que el pecador muera sino que se convierta” Reflexionando sobre este pasaje del evangelio podemos encontrar 3 “Personajes” principales.

  • Los fariseos que acusaban,
  • La Mujer,
  • Jesús

¿Con cuál de estos personajes te identificas?

Con los fariseos que acusan y juzgan a los demás.
Con la mujer adúltera que vive en pecado constante hasta que es descubierta.
Con Jesús, que sin acusar a nadie quiere dar su perdón y su amor a todo aquel que desee recibirlo

Detengámonos un momento cuando nos demos cuenta de que estamos acusando a alguien de palabra o de mente, cuando estemos señalando a los demás como pecadores. Aprendamos a no juzgar a los demás y a  tratar a los demás y a nosotros mismos con amor y con misericordia, así como Jesús lo hace.

No Juzgar a los Demás

Una mujer aprovechaba que su amiga había ido a visitarla para quejarse de lo sucia y descuidada que era su vecina; “Mira amiga, observa desde aquí, desde esta ventana a mi vecina, mira que sucios trae a sus hijos, y mira lo sucia que tiene su casa” Es una pena tener que vivir enfrente de esa mujer.

La amiga se acercó a la ventana, miró hacia fuera y dijo: “A mí me parece que los hijos de tu vecina y su casa están limpios. Sabes, ¡Lo que está sucio y tiene manchas son los vidrios de tu ventana a través de la que observas!.

Oración Final sobre No Juzgar a los Demás:

“Perdón Señor por mi hipocresía, pues sin darme cuenta de mis muchos pecados,
juzgo a los demás. Perdón Señor por cerrarme en mi orgullo y no recibir tu perdón,
perdón por las veces que he actuado como los fariseos queriendo encontrar un motivo para acusar a los demás.

Señor reconozco que soy un pecador,  pues muchas veces, como esta mujer, caigo en el mismo pecado una y otra vez. Reconozco mi debilidad y mi imposibilidad para salir de el.

Necesito de tu perdón y de tu Gran Amor. Este día no son los demás quienes me acusan ante ti, soy yo mismo quien me pongo delante de ti pidiéndote misericordia, me pongo delante de ti y confío en tu misericordia, gracias por tu misericordia Señor, gracias por que Tú me das la fuerza para no pecar más, tus palabras misericordiosas penetran a mi alma y la llenan de amor.

Gracias Dios Misericordioso por que Tú me amas y me defiendes.

Amén, Amén, Amén.”

 

Reflexión Cristiana sobre no juzgar a los demás; Fuente Radio María México.

¡¡Recibe Bendiciones!!

(Visited 1,896 times, 205 visits today)

Comentarios

Comentarios