Reflexión – El Reino Agradecido

8 Dic

El Reino Agradecido

El Reino Agradecido

Había una vez un Reino que estaba muy contento con su Rey, el Rey realmente se preocupaba por todos los pueblos de su reino, procuraba apoyar a la gente que enfermaba, a quienes les iba mal en la cosecha los ayudaba, atendía a los más pobres y estaba al pendiente de sus necesidades, en fin, el reino era el reino más feliz, era un reino Agradecido con su rey.

Reflexiones de la Vida

Un día, el Rey pensó que estaba un poco alejado de todos los pueblos del reino, entonces mandó a todos sus trabajadores que construyeran Muchos Caminos, pero les indicó que todos esos caminos debían conducir a su castillo, y que empezaran a construir desde la puerta de su castillo hacia los pueblos del reino. Pero hubo una orden del Rey ALGO EXTRAÑA, el Rey también había ordenado que solo se construyera la mitad de cada camino que conducía a cada uno de los pueblos, todos los trabajadores se quedaron pensando que era una orden muy extraña, pero así lo hicieron.

la gratitud

Llegó el día en que los trabajadores concluyeron sus trabajos y se lo informaron al Rey, este se puso muy contento. El Rey ahora ordenó a sus mensajeros: “Vayan por todos los pueblos del Reino y díganles que su Rey ha mandando construir la mitad del camino a su pueblo, que ellos solo tienen que construir la otra mitad para estar más cerca de su Rey y que cuando lo hagan Él estará muy contento de recibirles en su castillo.”

Cada pueblo reaccionó de distinta manera, los pueblos que eran agradecidos se sintieron felices por el detalle del Rey e inmediatamente pusieron manos a la obra para construir su mitad de camino.

Otros pueblos que no eran agradecidos reaccionaron de manera agresiva y decían: “Vaya Rey que tenemos, solo mandó construir la mitad del camino y quiere que nosotros construyamos lo demás, pues no lo haremos. Él debe hacerlo todo.”

Tiempo después llegó una temporada de sequía y de enfermedad al reino, las cosechas se perdieron y la gente comenzó a padecer de mucha necesidad. Los pueblos del reino que habían construido su mitad del camino pudieron ir camino al castillo, donde el Rey los recibió con gusto y les ayudó en todas sus necesidades. Por otro lado, los pueblos que no construyeron su mitad de camino sufrieron hambre, enfermedad y necesidades por un largo tiempo.

El Rey lamentándose decía: “Ojala que todos los pueblos construyan la mitad del camino que les falta, yo estaré feliz de recibirles y de entregarles la ayuda que les tengo RESERVADA

El Reino Agradecido, Conclusión: ¿Cuántas veces en la vida nos quedamos esperando a que los demás resuelvan Todos nuestros problemas y no somos capaces de poner nada de nuestra parte? De igual manera Dios está esperándonos siempre, Él ya ha construido la mitad de los caminos que van hasta su salvación, depende de nosotros si somos parte del Reino Agradecido que construye o del Reino que solo se queja y sufre.

Reflexiones de la Vida

¡¡Recibe Bendiciones!!

El Reino Agradecido

Gracias por tu tiempo, desde aquí puedes COMPARTIR AHORA Mismo esta página

Xavier García

(Visited 1,741 times, 227 visits today)

Comentarios

Comentarios