Aprender de los Errores

14 Ago

Aprender de los Errores.- Algunas veces cuando vamos caminando por la calle es posible que suframos  algún tropiezo, y es posible que ese tropiezo pueda ser tan fuerte que irremediablemente nos haga caer e ir a dar contra el suelo.

Aprender de los Errores

Aprender de los Errores

Después de haber caído lo más probable es que intentemos de inmediato ponernos nuevamente de pie y continuemos nuestro camino un poco avergonzados por las personas que pudieran haber presenciado nuestra caída.

Quizá demos un vistazo rápido para ver el obstáculo o el objeto que fue la causa de nuestro tropiezo. Quizá algunos se tomen la molestia de quitar el obstáculo del camino con la buena intención de que ninguna otra persona sufra el mismo accidente. Algunas otras personas simplemente se levantarán y se irán sin voltear la vista.

Aprender de los Errores

En nuestra vida frecuentemente sucede algo similar, cometemos equivocaciones que nos hacen tropezar y caer. Muchos de nosotros pocas veces nos detenemos a analizar lo que sucedió, esto impide que podamos aprender de los errores. Si no aprendemos de nuestros tropiezos esto impedirá que en el futuro estemos preparados para evitar caer de nuevo.

Todo buen padre cuando ve a su hijo caer intenta ayudarlo inmediatamente, y todos nosotros tenemos al Mejor de los Padres, Dios está allí siempre esperando ayudarnos cuando se lo pidamos, en nuestros tropiezos busquemos a Dios, el extenderá sus manos amorosas para ayudarnos, solo hay que pedírselo constantemente por medio de la oración.

Oración

Dios mío, Padre mío, te pido que me ayudes a confiar más en Ti, ayúdame a entender que estás siempre dispuesto a ayudarme. Así como un niño pequeño se entrega al cariño y cuidado de sus padres, permíteme entregarme a ti. Hoy quiero abrirte las puertas de mi corazón para que Tú habites en mi. No quiero dejar pasar un solo día más sin acercarme a ti, pues sé que solo en ti podré encontrar la paz y el sosiego para mi alma. Ven Señor. Habita en mí. Todo esto te lo pido en nombre de tu amado hijo Jesucristo, Amén.

Reflexiones de la Vida

Al Compartir esta página Expresas un aspecto Muy Agradable en Ti, comparte ahora en Facebook: COMPARTIR AHORA

Xavier García

(Visited 104 times, 104 visits today)

Comentarios

Comentarios