La Comprensión y la Tolerancia

22 Feb

La Comprensión y la Tolerancia – Al terminar el día, cuando todos nos reunimos a cenar pude apreciar que mi mamá sirvió café y un pan tostado muy quemado en la mesa, yo esperaba a que alguien comentara algo al respecto, pero para mi sorpresa, aunque mi papá se dio cuenta de ello, tomó un pan tostado como si nada pasara, le sonrió a mi mamá y sin hacer comentario alguno se puso a disfrutar de la cena.

La Comprensión y la Tolerancia

La Comprensión y la Tolerancia

Cuando me levanté de la mesa esa noche, recuerdo que mi mamá pidió disculpas por los panes quemados, mi papá con total ternura respondió: “Mi cielo no te preocupes, en ocasiones me gustan los panes tostados quemados.”

Más tarde cuando fui a darle buenas noches a mi papá le pregunté si era cierto que a él le gustaban los panes tostados quemados, el me dio un abrazo y con calma me  regaló estas reflexiones:

Hijo, tú mamá tuvo un día pesado en el trabajo, se veía que estaba cansada y además, un pan tostado quemado de vez en cuando no le hace daño a nadie.

Uno de los consejos más importantes para lograr relaciones sanas y duraderas es aprender a aceptar los defectos y diferencias de los otros seres humanos, recuerda siempre que esta vida se compone de cosas imperfectas y de gente imperfecta, la comprensión y la tolerancia son la base de cualquier relación.

Un pan tostado quemado o un detalle de este tipo no debe ser pretexto romper el corazón de otra persona. Hijo, trata de ser más amable de lo que creas necesario, porque en éste momento todas las personas pueden estar librando algún tipo de batalla en su interior.

Todas las personas tenemos problemas y la mayoría estamos aprendiendo a vivir dando nuestro mejor esfuerzo, y nunca debemos dejar de esforzarnos.

Las equivocaciones son esos obstáculos que nos ayudarán a mejorar si así decidimos hacerlo, si decidimos no seguir tropezando con la misma piedra, Dios ha puesto en nuestro camino Amigos y Familia, ellos nos ayudarán a crecer con su amor y con su apoyo y de igual manera nosotros debemos devolverles tanto como podamos e incluso más.

Ármate cada día con la llama del Amor, la semilla de la Fe, llena tu mente de Paciencia y antes de salir de casa recuerda detenerte un momento y entregarle tu día a Jesús y pedirle que te acompañe.

La Comprensión y la Tolerancia

Hermosa Reflexión Para Compartir

(Visited 374 times, 81 visits today)

Comentarios

Comentarios